Schneider Weisse Tap 6 Meine Aventinus Weizenbock: simpatía por los clásicos

Después de la Schneider Tap 1 seguimos recorrido por el catálogo triguero de Schneider & Sohn saltando a la Tap 6, también conocida como Meine Aventinus.  Se trata de una Weizenbock de 8,2º con un precioso color castaño oscuro, turbio, con espuma marfil alta, cremosa y persistente.  Presenta un aroma realmente jugoso y completo, con malta tostada, caramelo, plátano maduro, pasas y suaves toques de especias y licor.  El sabor es dulce de inicio, con malta tostada y fruta madura.  Pasa suculenta por boca, con buen cuerpo, fugaces destellos ácidos y sensación chispeante.  Concluye el trago con amargor bajo que da paso a un regusto dulce y largo poblado de matices de plátano, licor, chocolate y especias.  Realmente deliciosa… A veces no hace falta nada más que medio litro de un buen clásico para esbozar una sonrisa.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: